Los frenos de cualquier vehículo son fundamentales para la seguridad, en especial porque estos se encargarán de detener tu vehículo de forma eficiente. Para conseguir los mejores repuestos para tu vehículo, debes visitar el despiece nissan, porque allí encontrarás los precios más ajustados del mercado en recambios de segunda.

Es probable que no sepas cómo cuidar los frenos de tu vehículo para darles la mayor durabilidad posible, y por esto te invito a que sigas leyendo. En este post, te encontrarás con algunos cuidados básicos que debes darle a tu sistema de frenos para asegurarte de que esté en buen estado.

Consejos para el cuidado de los frenos

Para que puedas cuidar los frenos de tu vehículo de una forma efectiva, debes asegurarte de seguir estos consejos:

Evita el sobrecalentamiento

El sobrecalentamiento del sistema de frenos es algo que se debe evitar, porque de lo contrario las pastillas se pueden cristalizar. Es por este motivo, que se aconseja incluso en zonas de bajadas no usar demasiado el pedal de los frenos.

Lo más aconsejable es usar el frenado con el motor, puesto que así evitarás que las pastillas de freno se cristalicen. Recuerda que, unas pastillas cristalizadas pueden romper fácilmente el disco de freno y la reparación te puede resultar más costosa.

Realiza revisiones periódicas en un taller

Es vital llevar el coche a un taller mecánico de forma periódica, porque así se podrá detectar cualquier tipo de fallo en el sistema de frenos. Se aconseja llevarlo por lo menos una vez cada 20.000 kilómetros para hacer un mantenimiento de los frenos.

Se debe revisar el nivel de líquido de frenos para que este sea óptimo, puesto que en muchas ocasiones esto no se tiene en cuenta. Además, se debe ajustar la distancia de frenado, porque de esta forma se podrá evitar cualquier accidente en las vías.

No desgastes demasiado las pastillas

Las pastillas de freno no se deben desgastar demasiado para que puedas mantener un buen nivel de funcionamiento. Los talleres mecánicos recomiendan hacer el cambio de las pastillas cuando estas tienen un 30% de la goma, para evitar daños al resto del sistema de frenos.

Pero, algunos conductores prefieren apurar un poco más las pastillas de freno para ahorrar dinero en el coche. Sin embargo, esto puede ser arriesgado, y en todo caso no se aconseja que la goma pase por debajo de los 3mm, porque podrían causarse daños graves a los discos de freno.