Estufas de Pellets, preguntas frecuentesHablemos un poco sobre las estufas de pellets, este es un medio de calefacción limpio y económico. El pellets es un combustible renovable al 100% y que se fabrica a partir de residuos vegetales, tiene bajas emisiones de dióxido de carbono, ya que respeta el ciclo natural del CO2 en la naturaleza. Si un árbol muere, se descompone y libera todo CO2 que ha ido almacenando durante toda su vida. Ese proceso es el que sucede cuando se queman pellets: Se desprender CO2 de fácil procesamiento de nuevo para el entorno, comparándola con otras energías como el gasóleo, el gas, etc.

 

 

Estufas de pellets, una excelente opción.

El uso de pellets nos ofrece una alternativa de alta eficiencia. Y debido a su bajo precio, en comparación con los otros combustibles, a la larga  podrás notar un ahorro importante. Se recomienda comprar pellets de calidad certificada en A-1, estos garantizan un funcionamiento correcto de la estufa e incrementan tanto su rendimiento como su vida útil. Aquí te responderemos preguntas frecuentes de su interés:

 

¿Qué es el pellet?

El pellet es un tipo de biomasa, lo que quiere decir que es un combustible proveniente de la naturaleza. Este se compone de aserrín y madera prensadas, que vienen de los residuos agrícolas e industriales y que apenas genera cenizas. Además, tiene un altísimo grado de combustión, y tiene un precio económico.

Otra ventaja es que, puede durar intacto durante un largo tiempo siempre y cuando lo mantengas en un lugar seco. Estas estufas son muy fáciles de instalar, no perjudican el medio ambiente y, si adquieres una de este tipo, habrás notado en un año  el ahorro frente a otros sistemas de calefacción. Por esto se ha ido convirtiendo en una solución de calor de cada vez más demandada. Por otro lado, si te preocupa la parte estética,  pueden ser un complemento decorativo más que aporte personalidad a los espacios

¿Qué tipos de estufas de pellets puedes encontrar?

Existen varios tipos, elige uno que más se adapte a tus necesidades.

 

Estufa de aire:

Es la más eficiente y ecológica. Además de con pellets, dependiendo del modelo y el fabricante, la puedes hacer funcionar con huesos de aceituna o cáscaras trituradas de almendra. Esta reparte el calor por el lugar en donde se encuentre con un aprovechamiento energético del 80%. Incorporando una turbina o ventilador para poder regular la intensidad del calor que esta expulsa.

Estufa canalizable: Este tipo tiene las mismas características que la tradicional, con un doble uso: además de que calienta la estancia en la que esta, también la habitación continua ya que a través de un ventilador extra impulsa aire caliente.

Termoestufa:

Esta tiene una ventaja añadida ya que alimenta el circuito de radiadores de agua. Son las más seguras ya que incluyen una función de autoapagar si se detecta algún fallo en el funcionamiento.

 

¿Qué requisitos se necesita para instalar las estufas de pellets?

Este tipo de estufa se utiliza para calentar una habitación o como complemento de otro sistema de calefacción. Se recomienda especialmente para viviendas unifamiliares, áticos, oficinas o para estancias que necesiten ser calentadas rápidamente sin que generen un gasto excesivo.

Cuando determines dónde colocarla, elige un lugar donde la estufa caliente bien todo el sitio o donde distribuya el calor los lugares que necesitas calentar. Debes saber que necesitaras una salida de humos y un enchufe. Evita que haya obstáculos al menos de 1 o 2 metros adelante de la salida de la ventilación para que la estufa caliente sin problemas.

Debes dejar un espacio entre la estufa y elementos que puedan quemarse como cortinas o alfombras, siempre protegiendo el suelo del contacto directo, si este es de un material combustible como madera o moqueta.

Su utilización es muy cómoda, ya que el encendido es automático. Si quieres puedes programar el horario en que se enciende y apaga. Recarga el combustible solo una o dos veces por semana, dependiendo del tamaño y capacidad de la estufa.

 

Salida de humo en las estufas de pellets

La salida de los gases se encuentra casi siempre en la parte trasera de la estufa, la tubería de conducción puede estar fabricada en acero inoxidable o tubería de acero vitrificada. Por eso es recomendable situar tu estufa lo más cerca de la salida de humos o de una pared de orientación al exterior.

Esta tubería que suele utilizarse para casi todas las estufas es de unos 80 mm de diámetro, por lo tanto, el agujero que tienes que abrir en la pared no es muy grande. Es necesario que en la parte trasera de la estufa haya instalada una T para la futura limpieza de los conductos de evacuación de los humos, evitando así que se obstruya.  Para que la estufa funcione de forma correcta, es necesario que instales un tramo de 3 metros de tubería aislada, cuando el conducto salga por el exterior.

Ten en cuenta que el sitio donde instales la estufa tenga una buena ventilación, ya que la estufa pueda tomar aire de ella. Puedes hacer una toma de aire del exterior, si este no es el caso.

 

Mantenimiento de las estufas de pellets

Debes realizar una serie de operaciones de mantenimiento: Aspirar a diario la zona del cenicero para que se le permita entrar el aire exterior y pueda quemar el pellet.

Para que no queden restos, limpia semanalmente el resto de la cámara de combustión y si el caso es que la estufa de pellets se emplea como calefacción principal, conviene hacer una limpieza en profundidad dos veces por año. No será necesario que desmontes el conducto si incorporas la T para limpiar la tubería. Solo con abrir la válvula y caerá en un depósito la ceniza acumulada. Como las cenizas que se originan de la combustión del pellet son ecológicas, puedes utilizarlas de abono para tus plantas.

 

¿Son seguras las estufas de pellets?

Aunque no se pone al rojo vivo la parte trasera de tu estufa de pellets, evita  apoyar telas o cualquier otro objeto encima. Lo que sí alcanza temperaturas más elevadas es el cristal de la ventana de la estufa y por lo tanto puede prender materiales inflamables. Prevea cualquier accidente, dejando entre 30 -40 centímetros de espacio libre alrededor de la estufa.

Estas estufas incorporan una serie de sondas para que funcione de forma correcta en diferentes puntos como en la salida de humos que avisan sirviendo como sistemas de seguridad, Estos las hace uno de los sistemas más seguros de calefacción del mercado.

Tienen una combustión muy limpia ya que sólo expulsa humo blanco al arrancar y la cantidad de ceniza y humo que libera en la combustión es poca.