El ahorro energético en las empresas es posible. Especialmente, adoptando una mejora en la

eficiencia de la energía de los edificios o locales, con el fin de lograr un ahorro energético y alcanzar

una mayor responsabilidad en el gasto de energía y la reducción del consumo.

Para lograr esta reducción, la compañía puede elaborar un plan para ahorrar. Pero ¿qué debe tener

en cuenta la empresa, si quiere realizar un plan de ahorro? En esta entrada te contamos todos los

pasos necesarios que se deben tomar.

Consejos a tener en cuenta, si queremos impulsar el ahorro energético en las empresas

Cada compañía es un mundo. Por lo tanto, no existe un gasto estándar que pueda ser definido como

normal o habitual. En este caso, existen variables que influyen en el consumo energético del local o

de la industria. Son las siguientes.

La superficie: clave para el ahorro energético

El tamaño de la compañía es clave. Cuanto más grande sea, más se consumirá. Si se puede gestionar

cuánto consume cada parte de la oficina o nave, para que cuente con los recursos necesarios, ni más

ni menos, evitarás un mayor gasto energético.

Los horarios

En el ahorro de energía importa también el horario en el que funcionan los equipos. Si la empresa

abre solo por la mañana, lógicamente, se consumirá menos. Si puedes trabajar coincidiendo con las

horas del sol, mejor.

Clima

El clima influye en contar con calefacción o refrigeración. Si el clima es benigno, te recomendamos

encender los sistemas solo cuando haga falta.

Antigüedad de las instalaciones para conseguir el ahorro energético en las empresas

Está relacionada con la eficiencia y en los equipos a instalar. Si el local tiene muchos años, te

aconsejamos renovar algunas zonas.

El ahorro energético en las empresas es posible. Reducir la factura y respetar el medio ambiente son

unas prioridades para miles de compañías.

DAVOFRIO especialistas en ahorro energético pregúntanos https://www.davofrio.com/