tuppersex¿Qué es el Tuppersex?

El término tupper proviene del fundador del Tupperware, Earl Silas Tupper, un químico americano que en 1947 presentó el famoso envase hermético.

A partir de entonces comienzan a realizarse reuniones en hogares para la venta a las amas de casa de estos recipientes.

Este concepto de venta a domicilio desde el año 2001 se utiliza para la venta de juguetes eróticos entre mujeres y hombres, teniendo una gran aceptación como regalo de bodas para los recién casados y en despedidas de solteras.

Hasta hace muy poco los sexshop eran una palabra tabú para las mujeres, a las que les daba mucha vergüenza comprar en estos comercios.

Desde la aparición de los sexshop online las ventas entre el colectivo femenino han aumentado considerablemente, aunque como es normal limitadas por el hecho de no poder probar los productos y asumir el riesgo de no estar satisfechas con la compra.

Por eso aparece el tuppersex, llamado comúnmente en España tapersex o tappersex.

¿Como funciona una reunión tuppersex?

El tuppersex es una herramienta de venta directa de juguetes eróticos en despedidas de soltera y otros eventos.

Un grupo de amigas, normalmente de 7 a 10 chicas, se reúnen en la casa de la “anfitriona” para que la asesora de a conocer los artículos eróticos de su maleta.
Normalmente tienen una duración de 2 horas, en las que la asesora detalla los productos, mediante demostraciones, haciendo de la reunión algo divertido, donde las chicas pueden probar, tocar y oler los juguetes de la maleta.
Es una técnica totalmente eficaz ya que a medida que transcurre la reunión notarás como las invitadas empiezan a desinhibirse y mostrar interés por tus explicaciones.

Diversos estudios afirman que, durante este tipo de reuniones, las mujeres liberan una hormona que elimina el estrés, sintiéndose relajadas y facilitando la venta de nuestros productos.

¿Cuál es el objetivo?

El principal objetivo es que la sexualidad entre las mujeres sea algo natural y divertido, fomentando el uso de productos eróticos para mantener a las parejas más unidas.

De las reuniones saldrán futuras asesoras, y además la anfitriona recibirá un pequeño obsequio por su labor.

“Los juguetes ayudan a estimular la fantasía de las parejas, y aumentar el placer en soledad. Nuestros clientes tienen la necesidad de desinhibirse  y explorar nuevas sensaciones, aunque a veces no se atrevan a

confesarlo”